justicia social


¿Desaparecerá la pobreza?

Dejamos aquí algunos recortes de citas del artículo que ha publicado Fernando Álvarez-Uría titulado ¿Desparecerá la pobreza? en la Revista Cuarto Poder.

Queremos recoger aquí algunas ideas del artículo que nos han llamado la atención.

Comienza dándonos una perspectiva de cómo está nuestro mundo ahora:
“Nuestras ciudades se asemejan cada vez más a la Corte de los milagros que describió Valle Inclán. A través de los marginales urbanos se expresan no sólo dramas humanos, sino también la angustia, el miedo, las incertidumbres que pesan sobre el futuro de nuestras sociedades.”

Continúa con un análisis histórico que pasa por las teorías de Keynes quien confiaba en que la pobreza desaparecería: Keynes nos anuncia por tanto una sociedad que ha abandonado el espíritu del capitalismo, así como las coerciones económicas, anuncia una humanidad en libertad para quien la avaricia sea un vicio; la práctica de la usura un delito; el afán de dinero, detestable; y que opinará que los que menos piensen en el día de mañana son los que caminan por la senda verdadera de la virtud y la sabiduría. Hoy sabemos que sus previsiones distan de haberse hecho realidad.

Obervando la situación actual donde la pobreza está en aumento el autor se plantea la cuestión que da título a este artículo: ¿Desaparecerá la pobreza?

“¿Desaparecerá la pobreza? A la hora de avanzar el futuro los llamados expertos se dividen entre los que preven un sistema social con altas tasas de vulnerabilidad y precariedad en el trabajo, que golpeará especialmente a las mujeres, a los emigrantes y a los jóvenes, y los que anticipan una futura sociedad con más bienestar, con políticas del reparto del trabajo, políticas activas de empleo, más y mejores servicios sociales, así como políticas redistributivas. En realidad los dos escenarios en pugna son una prolongación de la sociedad de clases que enfrentó al liberalismo con el socialismo, al mercado autorregulado con la democracia. Karl Marx consideraba que el capitalismo avanzaba hacia su propia destrucción, pues el proceso de acumulación capitalista, y la internacionalización del capital en un mercado desterritorializado, conduciría inexorablemente a un proceso de proletarización creciente, y por tanto a la futura insurrección triunfante de los proletarios sobre los propietarios. Por su parte Keynes, al promover el Estado social, al situar en un primer plano los intereses de la sociedad democrática, anticipaba, a partir del reformismo social, tanto a escala nacional como internacional, una sociedad integrada en la que al fin desaparecería la pobreza.”

El autor termina su análisis concluyendo que nos encontramos ante una encrucijada importante donde “estamos obligados a elegir entre reconocer en la practica un derecho de humanidad para todos, o prolongar las políticas de tierra quemada del capitalismo neoliberal que, una vez más, anticipan el peor de los escenarios posibles”

Los jóvenes del 15-M lo tienen claro y hacen frente a los “grandes problemas que nos aquejan con una pequeña dosis de optimismo, ¡Sólo una revolución cultural democrática puede salvarnos!”

Las protestas de la enseñanza triunfarán si implican a las familias

Este es el título del artículo aparecido hoy en El País que recoge la opinión de Michael W. Apple sobre la situación de la educación pública.

Queremos resaltar este párrafo donde el autor habla de qué quiere decir cuando utiliza el término de Escuela democrática:

“P. ¿A qué se refiere cuando alude a la escuela democrática?

R. A un currículo escolar que se ajuste a la vida real de las familias. Se trata de ampliarlo para que no sea solo adquirir conocimiento y conseguir un trabajo. Hay que generar ciudadanos críticos en un modelo en el que participe la comunidad entera, no solo padres y profesores. Un modelo en el que haya solidaridad y los docentes sean realmente tratados como profesionales.”

Michael W. Apple ha publicado: Escuelas democráticas y Política cultural y educación. recientemente escribió Las tareas del académico y activista crítico de la educación José Gimeno Sacristán. Autor que acaba de ser nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de San Lulis.