Jurjo Torres


Los recortes en educación destruyen la filosofía de la escuela pública

Ésta es la transcripción de la entrevista realizada a Jurjo Torres esta semana en La voz de Galicia para hablar sobre la situación de la educación en España y las consecuencias de las medidas que quiere adoptar el Ministerio de Educación.
El objetivo de la entrevista a Jurjo Torres es analizar las reformas en educación que se han planteado en España. Afirma que estamos tan alborotados por las noticias económicas, que a veces no llegamos a analizar todos los cambios que se están produciendo en este país con la excusa de la crisis económica.

 
¿Cuáles son las consecuencias de los cambios que ha realizado este Gobierno?
Estas medidas destruyen la filosofía del sistema educativo. Un sistema que buscaba formar una ciudadanía informada, justa, con valores de justicia, solidaridad cooperación, inclusión. Una educación que ayudara a corregir las desigualdades que había en la sociedad.

Todas esos valores y motivaciones desaparecieron en favor de otros como la calidad, el emprendimiento, la competitividad o excelencia. Aunque suenen bien, están distorsionadas porque ¿Qué profesional no desea que su trabajo sea excelente o de gran calidad? El problema surge con lo que hay debajo de estos conceptos y cómo se está utilizando.

El borrador del anteproyecto de ley orgánica que llaman de mejora de la calidad del sistema educativo contiene medidas de destrucción del sistema público e inclusivo.

Se está proponiendo recortar la troncalidad del derecho de una educación que comprenda hasta los dieciséis años, porque a los trece años los estudiantes ya dispondrán de un número de materias optativas para que puedan orientarse hacia la formación profesional. A los 15 años tendrán que decidir si van a FP o a bachillerato.

Contribuye a generar desigualdades, porque se reagrupará al alumnado que tiene más dificultades de todo tipo. Lo justificarán diciendo que estos son los que tienen dificultades de aprendizaje pero ya se sabe quiénes irán a este tipo de grupos: inmigrantes, personas con discapacidad, con dificultades de aprendizaje.
Esto lo sabemos por lo que pasó en este país, pero también por lo que ha pasado en otros donde se han adoptado este tipo de medidas.

Otra de las medidas que se han adoptado es aumentar el tiempo de algunas materias:
Ahora mismo España, según datos estadísticos es uno de los países con mayor tasa de horas de escolaridad tanto en educación infantil como en primaria, por lo que no resulta previsible que aumenten las horas de escolaridad ni los días lectivos. ¿A qué materias se les restará tiempo para dárselo a estas otras?

Hay un discurso del Ministro de Educación pero también de otros Ministros que dice que estas medidas se deben a la crisis económica, las modificaciones en educación, ¿forman parte de un plan o realmente tienen que ver con que el país no da para más?

Es una política que apuesta por la desigualdad de oportunidades, incluso en el lenguaje que tienen.
Utilizan argumentos infalibles, recurren a Dios, Esperanza Aguirre titulaba un artículo que ha aparecido recientemente en el ABC “Por un bachillerato como Dios manda”, ¿cuántas veces escuchamos a Rajoy utilizar la muletilla “como Dios manda?”.

No se puede discutir nada porque actúan como si sus medidas fueran infalibles, no existe ningún debate sobre educación, los debates que proponen son falsos. Wert ha dicho que abrían una web en el Ministerio para contestar a estas medidas, pero luego dice que aunque a la gente no le gusten estas medidas, es la decisión que se ha tomado y no hay vuelta atrás. Surge entonces la duda de si hay un debate o no lo hay, porque si lo hay es necesario poder reconocer la posibilidad de haberse equivocado y esto en educación no existe.

Se trata de unos cambios no debatidos, no se escucha la voz de los profesores y profesoras, tampoco la de los expertos e investigadores en educación.

No sólo no se escucha al profesorado sino que las medidas de recorte se toman acusando. Todo este tipo de políticas lleva un tiempo con un discurso de base: “los profesores y profesoras son una panda de vagos, lo único que quieren es trabajar menos y muchos días de vacaciones…” Y con ese discurso que va calando, se justifica por ejemplo el “usted tiene que dar más horas de clase porque las que trabaja son muy pocas”, pero esas horas, ¿cuándo se van a preparar?, ¿cómo se programan?, ¿cómo se actualizan? Nada de eso se discute.

¿Podemos considerar que la comunidad de Madrid o ciudad de Madrid fue un poco el laboratorio de estas políticas que quiere extrapolarse al resto del Estado?

Sí, porque además su Presidenta Esperanza Aguirre cuando estuvo como Ministra de Educación en el Gobierno de Aznar aplicaba las políticas neoliberalistas. Si a Esperanza Aguirre se le pasara un examen sobre políticas neoliberales, sacaría matrícula de honor.

Sabe dónde invertir, dónde recortar, qué mensaje nuevo lanzar para despistar.

¿Qué tipo de escuela hay en Madrid?¿Cómo ha acusado la educación pública las políticas educativas de Esperanza Aguirre?

Han supuesto una destrucción de la escuela pública. La Comunidad de Madrid va a la cabeza en España en cuanto al número de centros concertados a los que se les están regalando los terrenos y dándoles ayudas para la construcción. Estos centros están dirigidos por órdenes religiosas, algunas de ellas fundamentalistas como el Opus Dei o sobre todo los Legionarios de Cristo que se vieron muy beneficiados por los donativos de este tipo por parte de la Comunidad de Madrid.

El profesorado este año reventó y ha pasado todo un curso con reivindicaciones, que conocemos a través de las famosas camisetas verdes. Han pedido argumentos y han dado argumentos.

Sería un círculo vicioso porque a consecuencia de esos favoritismos las escuelas públicas tienen problemas por lo que sus resultados son peores…

Los recortes económicos que están sufriendo son brutales y se aplican a todo, que pasan de la calefacción, hace poco los libros de texto eran material gratuito, también el material curricular, ahora son de pago.
Pero sobre todo están intentando demonizar a la escuela pública y dar una mala imagen de los funcionarios, para poco a poco reforzar la escuela privada.

Además en Madrid llevan tiempo utilizando la herramienta de los rankings externos para evaluar al alumnado. Y aunque la ley dice que están prohibidos esos rankings, a ellos les da lo mismo piden los resultados y sacan sus propias conclusiones.

Los resultados dicen que la escuela pública está mal, pero mal porque están distorsionando continuamente lo que significa la medición. Porque se miden sólo los output pero no los inputs. Evalúan lo que los estudiantes aprendieron, sin tomar en consideración las inversiones que se hicieron en esas escuelas, ratios de ese profesorado, número de profesores, programas de actualización, los recursos que se destinan al aprendizaje como las bibliotecas.

Si lo comparásemos con el atletismo (ahora que estamos con los Juegos Olímpicos) sería como si en una carrera de 100 metros lisos se dijera que el ganador es el que llega antes a la meta pero sin tener en cuenta el lugar de salida.

A esto se une la famosa falacia que dice que las familias podrán elegir centro educativo, eso no esa así sino al revés, son los centros los que escogen al alumnado.

Porque lo que les interesa es que el alumnado tenga buenos resultados para luego decir que esos centros son maravillosos y para eso recurrren a instrumentos que les da la administración, como poner idearios. Si se dice que un centro es de ideario católico: eliminé de un plumazo la población gitanos, la población musulmana o la atea.

En la última modificación dicen los baremos para que las familias puedan elegir centro. El centro podrá poner un punto que tenga que ver con su filosofía. Esto le da la posibilidad al centro de sesgar suficientemente a su población.

Otras medidas son el incremento del 20% de alumnos por aula o en el caso de Galicia algo que llamó mucho la atención la vuelta a las escuelas unitarias para niños y niñas de entre 6-12 años.
La ratio poco importa, lo que importa más es la homogeneización del alumnado.
El aumento de alumnos por aula en colegios privados o concertados no les importa tanto, porque el tipo de niños y niñas que acuden a estos centros es más homogéneo que el de la pública.

Pero en la escuela pública donde en una clase puede haber alumnos cuyas familias tengan dificultades económicas o que provengan de familias desestructuradas, otros con dificultades de aprendizaje, inmigrantes que no dominan el idioma. Aquí la ratio importa mucho porque ¡cómo va a hacerse el desarrollo de un currículum personalizado si hay que atender a alumnos con tantas dificultades! Ahí variar mínimamente la ratio que cuando hablamos de este tipo de población, ya es una ratio alta, eso es demonizar este tipo de escuela y contribuir a que en un futuro tenga muchos problemas.

Otra de las medidas de las que se está hablando es la de los cambios en la evaluación con la recuperación de las antes llamadas revalidas

Es un sistema que intenta ya ir jerarquizando al alumnado y ver cómo puede ir eliminando a una parte del alumnado cuanto antes o enviándoles a las ramas menos cualificadas. Es una manera de volver a desprestigiar una rama que ya tenía bastante éxito como era la formación profesional, porque a ella acabarían yendo los grupos sociales más desfavorecidos.

Pero además tiene otro efecto más perverso porque significa una política de control y de censura de lo que se enseña en cada centro, de los proyectos curriculares y está demostrado, no se trata de una previsión. Yo me dedico a analizar a otros países y está comprobado que en los sitios donde hay pruebas de ese tipo, ese año se dedica exclusivamente a enseñar a los estudiantes a responder a esa prueba. En España tenemos el ejemplo del último año de bachillerato, que se dedica a prepararse para la prueba, en vez de a una evaluación integral del alumno.

¿Quién va a hacer estos test?

Este será otro de los grandes negocios del futuro, que en parte ya está abierto, como van a ser evaluadores externos, agencias externas.
Pasar esas pruebas a todo el alumnado del país en tres momentos, es un negocio impresionante. En Madrid se encargó a una empresa de test. Eso ya está distorsionando porque se está evaluando con una prueba de lápiz y papel, en un día. Cuando se estaba cuestionando este tipo de evaluación puntual, que no tienen en cuenta la evolución del alumando a lo largo del tiempo, ni el trabajo durante el curso.

Una prueba un día te puede salir mal porque estás nervioso, eso a veces se ve con los estudiantes. Yo cuando pongo una prueba final, les aclaro que es para la gente que no ha venido periódicamente a clase porque al resto les conozco. Y puedo entender que un alumno rinda mal un día y tener en cuenta el trabajo a lo largo del curso.

Ahora se habla mucho de la cultura del esfuerzo en comparación con sistemas educativos anteriores donde los alumnos podían repetir curso:

Eso era un mito, podía darse en algún caso pero no es en la mayor parte de ellos.

No hay nadie que no se esfuerce, todas las personas lo hacen cuando ven que aquello por lo que se va a esforzar merece la pena.

En una de mis publicaciones ponía el ejemplo de si el Corte Inglés dijera que van a cerrar sus tiendas porque la ciudadanía no se esfuerza por venirnos a comprar. Si escucháramos ese mensaje, pensaríamos que están locos.

La cultura contraria del esfuerzo es la de la motivación que habla de cómo podemos interesar a los estudiantes, hacerles ver que esto que estamos haciendo es relevante.

Las políticas de evaluación externa de aumento de la importancia de los contenidos, está llevando a que cada vez los estudiantes le vean menos sentido a eso que estudian.

Una de las preguntas que hacíamos en formación del profesorado (cuando se dejaba preguntar) era para qué sirve eso que estudian, para qué les servirá en el futuro.

Antes íbamos camino de un currículum más transversal, donde los estudiantes se enfrentaban a temas más globales desde distintas persperctivas.

Ahora se pretende agrupar la información meterla en la cabeza del alumno como si fuera una coctelera y pedirle que la saque organizada. Si mezclamos la sobrecarga de contenido con la evaluación externa, ¿qué sentido tendrá la educación?

En la universidad, se ha restringido el número de becas y se han subido las tasas universitarias

Esta es una política que servirá para eliminar a gente del sistema. Con la política de igualdad de oportunidades se procura dar más al que tiene menos, atacar esa política de igualdad supone crear malestar en los que vienen con más limitaciones, esto es a los grupos sociales más desfavorecidos o grupos sociales favorecidos que entraron en paro y pobreza(cuyo número está aumentando de manera considerable).
Las medidas aplicadas en la universidad suponen una situación de discriminación y sobre todo de vuelta a un sistema educativo elitista.

Personas que podían rendir bien, en la medida en que entren dentro de un sistema educativo de baja cualificación con un ambiente de aula muy heterogéneo y profesorado muy sobrecargado, no va a ser capaz de tener un buen rendimiento.
Se estará creando una sociedad desigual que genera injusticia y hace que ciertos colectivos se vean desfavorecidos, con menos oportunidades y encima dándoles el mensaje de que es por su culpa.

Yo siempre digo que el genoma humano ya se descodificó y no se encontró el gen de la inteligencia, después de todo el dinero que se ha invertido en este tipo de investigación que procuraba buscar una explicación más biologicista de las diferencias individiuales, no se ha encontrado.

Era una manera de echarle la culpa a la naturaleza y no a la sociedad de que tenemos una sociedad tan desigualmente construida y organizada que estamos generando cantidad de injusticias. Estamos haciendo que muchos colectivos sociales se lleven la peor parte y encima convenciéndoles de que en realidad es por su culpa.

Parece que ha habido alguna novedad con respecto a España en el informe de Pisa
Hay un cierto silencio mediático en torno a este tema. A Pisa le corresponde hacer un informe este año que se publicará el siguiente. Y además de evaluar las tres competencias que suele tener en cuenta: alfabetización matemática, alfabetización científica y comprensión lectora (no lectoescritura), se introduce una nueva dimensión, llamada educación financiera pero sólo ocho países de la OCDE van a introducir este tipo de pruebas. Si observamos el listado de los países participantes en la prueba, ninguno de los países que llamamos de estado de bienestar : Finlandia, Suecia, Alemania no aplicarán esa prueba, pero España sí.

Ahí se marca una clara reorientación porque qué materias son aquellas que van a aumentar el 25%, las que Pisa visibiliza pero ¿cuáles invisibiliza PISA? Pero además después de la evaluación, dirán que en España el nivel de los niños y niñas sobre educación financiera es muy bajo.

¿Qué contenidos se supone que se van a evaluar dentro de esta materia?

Imagino que son cuestiones de préstamos, porque no se llama curiosamente educación económica sino financiera. Además dice el ministerio que los contenidos académicos, la formación del profesorado y los materiales didácticos le corresponden a tres instancias: la Comisión Nacional del Estado de Valores, Banco de España y el Ministerio de Educación.

¿A qué se debió la crisis financiera? A que la gente quienes la generaron sabían pocas financias o a que carecían totalmente de ética.

Y ahora serán ellos los responsables de decidir los contenidos educativos…

Me gusta leer los informes de la OCDE, aunque es una organización que relativizo mucho. La OCDE advierte de la necesidad de formar a la sociedad en esta materia porque:

-Las familias tendrán que tomar más decisiones sobre inversiones para el futuro, como los planes de jubilación. Antes el Estado se hacía cargo de las pensiones a través de la Seguridad Social pero en un futuro desaparecerán.
-También sobre planes de mantenimiento de la salud, las familias tendrán que pensar en contratar seguros privados porque ya no habrá sanidad pública.
-Tendrán que tomar más decisiones sobre las inversiones en educación porque de sus hijos e hijas porque los másteres habrá que pagarlos.

Volviendo al informe de PISA, ahí se miden tres dimensiones: comprensión lectora (no lectoescritora), alfabetización matemática, alfabetización científica. Pero hay muchos aspectos que Pisa no tiene en cuenta. Si nos fijamos en el libro de Justicia Curricular observamos que lo que no evalúa PISA es una tabla que ocupa una página entera.

Lo que no mide Pisa son dimensiones del sistema educativo que llamábamos educación integral para poder educar a una persona en todas sus dimensiones. Parece que no importa que tengas una formación ética, que sepas situar un acontecimiento histórico, la formación literaria, la capacidad de analizar de manera crítica, la formación deportiva, la educación afectivo-sexual. Estos son los objetivos que tiene en mente el profesorado porque todavía se ha formado dentro de la filosofía de una formación más integral, que había que atender a dimensiones.

¿Y por qué Finlandia que es uno de los referentes de la escuela pública en el mundo decide que no le interesa que se someta a su alumnado a estas pruebas?

A Finlandia, no le interesa la educación financiera como materia porque su población no tiene que tomar decisiones sobre la inversión en planes de pensiones o en temas sanitarios o de educación, ellos eso lo tienen cubierto porque saben que está garantizado por el Estado, por los impuestos que están pagando. Lógicamente es una contradicción, hace diez años cualquier político diría que las medidas que se están tomando son una locura. Diría que esto para un país subdesarrollado que todavía no tenga cubierto este tipo de cuestiones pero un país que tenía construido un estado de bienestar, no tiene sentido.

Yo he escuchado de pequeño que había que ahorrar por si venía algún tipo de enfermedad, pero mi hija no, ella creció con un sistema público sanitario.

¿Cuál sería la situación de la escuela en España en la actualidad en comparación con la de los años 70?

La escuela mejoró mucho y se consiguieron grandes avances. Aumentó el número de personas escolarizadas en gran medida. Porque el periodo de escolarización se amplió hasta los 16 años.
Incrementar la edad de escolarización hasta los 16 años, aunque exista una tasa alta de fracaso escolar, requiere de un sistema educativo muy bueno porque si no el fracaso sería mucho mayor. Porque tasas de fracaso que ahora se tienen a los 16, antes se tenían a los 14. También incrementó el número de personas con bachillerato hecho y que accedían a la universidad, etc.

Los datos de Eurostad dicen que la población española de 25 a 29 años en un 44% de esas personas que están trabajando están sobrecualificados para las tareas que desempeñan. Cuando la media de Europa es del 19%.

Aquí tendemos mucho a flagelarnos por la calidad de nuestra formación pero por ejemplo Alemania que ahora sería la referencia, se apresura a contratar profesionales españoles…

Ingenieros, arquitectos, médicos,…demonizamos el sistema educativo mientras Europa pide que les mandemos a nuestros profesionales. Y al mismo tiempo los profesionales que están trabajando están sobrecualificados. Lo que habrá que analizar es qué tipo de empresas públicas genera el Estado y qué tipo de modelos empresariales tenemos aquí que están desaprovechando las capacidades de los profesionales que otros países sí valoran.

Tanto las empresas españolas públicas como las privadas, no reconocieron el capital cultural que teníamos .

Como última pregunta, parece que esta reforma va para delante, teniendo en cuenta como están repartidas las mayorías en el Parlamento Español ¿Qué tipo de sociedad va a construir el sistema educativo?

A una sociedad dualizada, ya teníamos un sistema educativo dualizado, los centros educativos están fragmentados: colegios por sexos, colegios por clases sociales, colegios por etnias, colegios por religiones,…

La apuesta que teníamos en España era por una escuela pública, obligatoria y gratuita. Queríamos formar una ciudadanía donde las personas se conocieran unas a otras y se vieran como iguales. Donde a través de la escuela personas de otras etnias, religiones, clases sociales y las personas con discapacidad pudieran convivir porque pueden. Prueba de ello es las generaciones de adolescentes que tenemos que se han criado en un modelo más inclusivo.

Todo esto se viene abajo cuando empezamos a interesarnos por los rankings, por los contenidos, por la evaluación. Lo único que se busca es ver cómo se puede eleminar a este tipo de personas de los centros, y concentrarlos en escuelas guetos que es lo que está pasando ahora. Yo utilizo una metáfora, de que en lugar de escuelas se están construyendo clubes. Los clubes defienden intereses privados donde se agrupan las personas que comparten un interés, la escuela era todo lo contrario.

La escuela era un lugar donde trabajábamos juntos independientemente del sexo, de la clase social, de la etnia, de nuestra sexualidad, donde aprendíamos a convivir, porque luego íbamos a tener que vivir juntos y el único espacio que teníamos para aprender a hacerlo era la escuela. Eso se está rompiendo con lo que me temo que tendemos a una sociedad donde empecemos a sospechar unos de otros.

Zygmunt Bauman define una ciudad como un lugar repleto de desconocidos sospechando unos de otros. Y el sistema educativo por desgracia es posible que contribuya a que sigamos sospechando unos de otros.

Jurjo Torres un placer escuchar sus palabras, teníamos muchas ganas de hablar con usted y de hablar de educación y de la sociedad que estamos construyendo. Que al final es de lo que hablamos cuando nos referimos a educación. Muchas gracias y ojalá que sus pronósticos no se cumplan

No, yo creo que el futuro lo vamos a decidir entre todos, porque creo que la ciudadanía cuando se da cuenta de las cosas se moviliza y lo está haciendo, en este momento las calles de Madrid están tomadas

El papel de las ONGs ante la globalización neoliberal

Claramente la campaña Stop Koni 2012 es un buen ejemplo de ciberactivismo. Ésta ha llevado a que un gran número de personas se interesen por conocer la situación en Uganda.
Naomi Miyashita, que forma parte de la Oficina de la representante especial para los niños y los conflictos armados de la ONU nos habla sobre la situación en el país y hace un análisis positivo de este tipo de movilización.

Jurjo Torres en su libro La justicia curricular advierte de la necesidad de que existan ONGs que lleven a cabo iniciativas a favor de la sociedad, más allá de los intereses de las grandes corporaciones y los gobiernos. La iniciativa de la que hablábamos anteriormente, es un ejemplo de esto:
“Cualquier sociedad que genera y precisa de tal número de Organizaciones No Gubernamentales, como acontece en el mundo de hoy, de iniciativas ciudadanas que tratan de resolver los numerosos y graves desastres que ocasionan las economías de mercado, es una buena muestra de las enormes injusticias con las que los gobiernos e instituciones públicas y privadas toman sus decisiones; de cómo las grandes corporaciones y los gobiernos neoliberales y conservadores sufren una ceguera selectiva. A la hora de analizar, planificar, implementar y evaluar las decisiones que se vienen tomando desde estos organismos economicistas en los mercados locales y globales es muy fácil detectar su egoísmo e incapacidad para miradas políticas y sociales de mayor calado; su ceguera para atender al bien general.”
En otro momento, el autor, hace referencia a la importancia del ciberactivismo a la hora de buscar alternativas a la globalización neoliberal:

“A la hora de un análisis de la globalización neoliberal es preciso prestar atención a las reacciones que genera entre los pueblos y colectivos sociales más sensibles a las cuestiones de justicia. Ahí está el ejemplo de dinámicas como el Foro Social Mundial y su búsqueda de alternativas para construir otro mundo más humano y justo; de los grupos organizados a nivel mundial
como ATTAC (Asociación internacional para la Tasación de las Transacciones Financieras para la Ayuda al Ciudadano), que tratan de denunciar la especulación financiera, las políticas de privatización de las instituciones públicas y la dictadura de los mercados, en general; de fenómenos como los del ciberactivismo y el propio movimiento de software libre, en los que se trata de facilitar el acceso a todo el mundo tanto a las tecnologías como al software necesario para las comunicaciones virtuales, con el fin de implicarse más activamente, mediante blogs, wikis, facebook, twitter, …, en la divulgación de noticias y documentos que contribuyan a convertir a la ciudadanía en un conjunto de agentes más activos y reflexivos, social y políticamente. Un buen modelo de este uso del ciberativismo es el que vienen haciendo la mayoría de las organizaciones no gubernamentales comprometidas con la justicia, los Derechos Humanos, la solidaridad y la paz, tales como: Amnistía Internacional, Intermón Oxfam, Greenpeace, Save the Children, SODePAZ , ACSUR Las Segovias,
ADEGA (Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza) 44, Médicos Sin Fronteras (MSF), …”

Durban y la necesidad de concienciación sobre temas ambientales

La semana comenzó con las noticias poco esperanzadoras de la Cumbre de Durban con un resultado bastante triste e insuficiente, como se resume en este artículo de Manos Unidas donde resume que el retraso en el compromiso de Durban es una falta de ética y de responsabilidad y culpa de esto a los principales países emisores, que se han negado a comprometerse.

En su libro: La justicia curricular, Jurjo Torres ya anticipaba cómo la situación de crisis que se está viviendo a nivel mundial, podía afectar en la gestión que harían los gobiernos del cambio climático

“En este momento de graves crisis financieras, que inciden con extrema dureza en los mercados de consumo y en el cierre de empresas por falta de avales y préstamos bancarios, existe el peligro de que los gobiernos de los países que más las sufren recurran a políticas cortoplacistas y de graves efectos a corto y medio plazo. Por ejemplo, que apuesten por flexibilizar la legislación ambiental permitiendo instalar nuevas fábricas en zonas de especial protección ecológica, llevar a cabo obras de gran impacto socioambiental, o seguir manteniendo infraestructuras y maquinaria fuertemente contaminante con el fin de evitar recortes en las plantillas, cierres y deslocalizaciones de empresas a otros países en los que los controles medioambientales son mucho más laxos o, simplemente, no existen. En este sentido, no se debe olvidar que esta apuesta por despreocuparse del impacto medioambiental está siendo aprovechada por las empresas de los países más industrializados para obtener toda clase de garantías y prebendas por parte de los países menos desarrollados. Países que contemplan la llegada de tales industrias como esperanza para abandonar sus precarias realidades; ignorando que, en realidad, no estamos sino ante un nuevo disfraz de un capitalismo imperialista dedicado a expoliar los recursos naturales y humanos de países con demasiados déficit, cuando no de países con regímenes políticos completamente corruptos, sometidos a dictaduras militares y tribales.”

En el libro La contaminación global de Paul Brown, se habla de las repercusiones que podría tener, no sólo que los países que son los principales contaminantes, continúen su nivel de emisiones sino que aquellos que están en vías de desarrollo tiendan a aumentar el nivel de emisiones. El libro hace referencia a un estudio de Worldwatch Institute  donde se vio que los conductores estadounidenses consumen un 43% de la gasolina mundial para mover menos del 5% de la población mundial en sus coches y continúa diciendo:

“En China, la mayoría de la gente utiliza la bicicleta, pero les gustaría conducir automóviles. Hay más de 4 chinos por cada estadounidense. Si los chinos alcanzaran el mismo nivel de uso de automóviles que los

habitantes de San Francisco en 1990, la cantidad de emisiones de carbono de la China urbana sería aproximadamente la misma que
la de todos los automóviles del mundo en 1998. Eso significaría también que las ciudades de China estarían tan congestionadas de coches que no podrían moverse. Éste es un estudio estrictamente matemático que muestra las graves dificultades a las que tendrían que hacer frente las ciudades si se siguiera en todas partes el patrón estadounidense de desarrollo y transporte. Worldwatch deja al lector que decida si un mayor uso del coche particular sería bueno para el planeta.”

Las reflexiones sobre el clima, la contaminación y la protección del medio ambiente son muy necesarias en educación, en este sentido el libro de Alan Peacock  Alfabetización ecológica en educación primaria supone una buena referencia y punto de partida con el que poder trabajar desde muy pronto.

Esta obra, ofrece diversas herramientas para trabajar con el alumnado y aumentar así, la protección del medio ambiente.

El autor afirma que para ser una persona ecoalfabetizada la idea más importante a tener en cuenta es la de las redes:

“Todos los sistemas vivos están interconectados de maneras complejas y tenemos que entender estas conexiones para comprender cómo influyen unas cosas sobre otras. Por ejemplo, hay redes vivas de plantes y animales; redes sociales de personas basadas en menudo en Internet y en los teléfonos móviles. Un cambio en un punto de rede puede tener efectos en otros muchos lugares del misma; lo que uno haga (como enviar un mensaje con un virus) tiene consecuencias para otras personas desconocidas.” para Peacock es tan importante la comprensión del funcionamiento de las redes, que le dedica un capítulo completo del libro.

Queremos terminar esta entrada recogiendo una noticia que viene a compensar las malas del inicio de la semana: la ingeniera peruana Albina Ruiz ha obtenido la prestigiosa Medalla Albert, concedida por la Royal Society of Arts de Londres, gracias a su proyecto Ciudad Saludable que combina reciclaje y desarrollo social.Su iniciativa, se ha extendido ya por varios países de América Latina y va a continuar en África.
Educared nos propone una herramienta para reflexionar con los alumnos sobre la ciudad saludable, llamada Lovely Charts.