derechos humanos


Hoy es el día de las personas refugiadas

En una fecha como esta es un buen momento para ser más consciente de la realidad de muchísimas personas que se ven forzadas a abandonar sus casas y sus países huyendo de conflictos bélicos o persecuciones sin saber qué será de ellas en un futuro.

Estos son algunos datos que se muestran en el informe anual que realiza Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR)

Casi 50 millones de personas desplazadas forzosamente en el mundo

  • 15,4 millones de personas refugiadas.
  • 28,8 millones de personas desplazadas dentro de las fronteras de sus países.
  • Casi un millón de personas cuya solicitud de asilo estaba pendiente de resolución.
  • 3,3 millones de personas apátridas.

Fuente: ACNUR (datos sobre enero de 2013)

Javier de Lucas en su artículo: Un simulacro de vida cuenta cuál ha sido la respuesta que España ha dado a las 4.502 solicitudes de asilo que tuvo en el año 2013: “los conflictos en Siria y Mali, han incrementado el flujo de refugiados. Un 1% del total que se recibe en la UE, que son en total algo más de 435.000 solicitudes, de las que 49.510 obtuvieron una respuesta positiva. Y de esas 4500 solicitudes, España sólo otorgó 206, un 0.4%”.

Hoy también podría ser un buen día para recordar a todas las personas que todavía esperan al otro lado de las fronteras con la esperanza de poder cruzar al otro lado, y a ésas que murieron intentándolo, como las que intentaron cruzar la frontera de Ceuta el 6 de febrero de 2013.

Carlos Berzosa Presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado en un artículo publicado en el periódico El mundo después de que se produjeran los altercados que terminaron con la vida de 15 personas que intentaban cruzar afirmaba:

“El fracaso de las políticas migratorias europeas, obsesionadas por la contención de los flujos migratorios, obviando la realidad de los países de origen y cualquier consideración humanitaria. Con esta férrea arquitectura política, los gobiernos están tratando de impedir la llegada de inmigrantes, refugiados y el acceso a protección internacional de personas que huyen de la guerra, la miseria, la persecución…para encontrar asilo en un país seguro”.

Si te interesa saber más sobre las personas refugiadas, puedes profundizar en el tema con nuestro libro del mismo título de la Colección ¿Y tú?, ¿qué opinas? dirigida a adolescentes.

Lee aquí un fragmento.

 ACNUR ha creado una página titulada historias destinada a que las personas refugiadas puedan compartir sus experiencias ¡visítala! Mario Vargas Llosa nos habla de la campaña a través de este vídeo:

 

 Te ha parecido interesante este artículo ¡compártelo!

También te puede interesar:

El mundo es un lugar cada vez más peligroso para personas refugiadas y migrantes

Ésa es la conclusión de Amnistía Internacional una vez elaborado el informe anual sobre los derechos humanos en el mundo 

Esta peligrosidad la achacan a la pasividad mundial en el terreno de los derechos humanos. La organización denunció que se han vulnerado los derechos de millones de personas que han huido del conflicto y la persecución o que han emigrado en busca de trabajo y una vida mejor para ellas y sus familias. Los gobiernos de todo el mundo muestran más

 interés en proteger sus fronteras nacionales que en salvaguardar los derechos de sus ciudadanos o de quienes buscan refugio u oportunidades dentro de esas fronteras.

En el libro “Las personas refugiadas” el autor se plantea ¿qué otras salidas a parte de la huida le quedan a una persona que se ve perseguida por su gobierno?

En este enlace pueden acceder a parte del contenido y ver el problema de las personas refugiadas en cifras: ¿cuál es el volumen de gente que se desplaza?, ¿a qué paises suelen llegar más refugiadas? Además podrás acceder a algunos enlaces donde conseguir más información sobre este tema.

A pesar de la difícil realidad, Aministía Internacional concluye la introducción a su informe con optitmismo:

“Este informe da testimonio del firme y creciente clamor por la justicia. Sin importar las fronteras y desafiando a las formidables fuerzas alineadas en su contra, hombres y mujeres de todas las regiones del mundo se alzaron para exigir el respeto de sus derechos y para proclamar su solidaridad con sus prójimos, con quienes sufrían represión, discriminación, violencia e injusticia. Sus acciones y sus palabras demuestran que el movimiento de derechos humanos es cada vez más fuerte, que sus raíces son cada vez más firmes y que la esperanza que inspira en millones de personas es un poderoso motor de cambio.”

Te puede interesar:

Informe anual 2013 del estado de los derechos humanos en el mundo elaborado por Amnistía Internacional

Para el Día Escolar de la No Violencia y la Paz te recomendamos

Derechos humanos ¿quién decide? nos parece una lectura muy recomendable para el Día escolar de la no violencia y la paz, ya que contempla cómo se han resuelto conflictos que han tenido lugar en la historia de la humanidad, pero también otros que continúan activos: sus principales cuestiones y dificultades.

Como el resto de títulos de la colección ¿Y tú?, ¿qué opinas? ofrece todos los argumentos para que el lector llegue a sus propias conclusiones.

Dentro de las actividades que propone incluye algunas películas para profundizar en los derechos humanos.

Películas:

  • Hotel Rwanda” (2004) de Terry George. Ambientada en el genocidio en Ruanda.
  • Hijab” de Xavi Sala. Cortometraje que trata el uso del velo islámico. Se puede ver en 
  • Los limoneros” (2008) de Eran Riklis. Muestra de una forma original, el conflicto palestino-israelí .

Otros títulos que te pueden interesar:
¿Y tú?, ¿qué has pensado para celebrar este día?

La prisión de Guantánamo continúa abierta 11 años después

El próximo 11 de enero se cumplen once años de la llegada del primer prisionero a Guantánamo. Amnistía Internacional denuncia que todavía permanecen allí 166 detenidos sin cargo ni juicio.

En el libro Derechos humanos ¿Quién decide? La autora explica así la situación irregular que viven los prisioneros.

Guantánamo siempre ha sido motivo de controversia y ha provocado fuertes protestas a escala internacional. El debate se ha centrado en la situación y derechos de los prisioneros. La Administración Bush afirmó que los presos eran “combatientes ilegales”. Esto significa que no tienen los derechos que normalmente se darían a otros prisioneros, sobre todo a los presos de guerra. Además se les retiene en Cuba, lo que implica que no tienen derecho a ser juzgados por un juez de Estados Unidos ni a ser informados de los cargos que existen en su contra. Este proceso, llamado hábeas corpus, es un derecho constitucional fundamental en Estados Unidos. Los prisioneros disfrutarían del mismo si estuvieran encarcelados en territorio norteamericano.

En enero de 2009, Barak Obama firma la orden de cierre de la prisión de Guantánamo. En ese momento había en su interior alrededor de 250 presos. Para llevarlo a la práctica, solicita ayuda a la Unión Europea. La UE estableció unas medidas marco sobre qué hacer con los presos de Guantánamo que no están acusados de ningún cargo en EE.UU. y tampoco pueden volver a sus países de origen por motivos de seguridad.

Cada país está adoptando sus propios criterios específicos y negociándolos con la Administración estadounidense. Por ejemplo, España ha establecido un acuerdo bilateral con Estados Unidos, por el que acogerá a presos de Guantánamo que permanecerán retenidos en su territorio sin haber sido juzgados. Por el contrario, el ejecutivo holandés no acogerá a ningún preso, dado que opina que deberían quedarse en el país que generó el problema. (N. de la E.)

Amnistía Internacional ha denominado a la bahía de Guantánamo como una “vergüenza para los derechos humanos” y dice que los prisioneros permanecen en un “agujero negro legal … negándoles los derechos que poseen de acuerdo con las leyes internacionales”. Sin embargo, el Secretario de Defensa estadounidense (en ese momento) Donald Rumsfeld defendió esa situación diciendo: “Entre estos prisioneros hay gente que está ansiosa por inmolarse y por matar a otros. Los derechos de los combatientes ilegales no están contemplados en la Convención de Ginebra”.

¿Quién decide?
¿Tienen los presos de Guantánamo derecho a un juicio justo, acceso a ser defendidos
por abogados, y el derecho a apelar? ¿O no se le permiten estos derechos humanos
por su presunta conexión con los ataques terroristas? ¿Quién tendría que decidir?

¿Es necesario un Orgullo gay (LGTB)?

Hoy se celebra el día del Orgullo LGTB, que conmemora los disturbios que se produjeron en Stonewall a raíz de la violenta redada que se produjo en el pub de este nombre por acoger a personas abiertamente homosexuales. 

Por este motivo, recogemos algunas citas que nos lleven a reflexionar sobre la tolerancia y el respeto a la diversidad:
En el libro La nueva adolescencia homosexual se hace referencia a cómo el concepto identidad sexual sólo se utiliza para las personas con una orientación diferente a la heterosexual.
Esto hace que el autor se pregunte si existe una identidad sexual heterosexual, veamos cuáles son sus conclusiones:

 

¿Una identidad sexual heterosexual?
Todos los adolescentes tienen una orientación sexual, y a la mayoría de ellos les interesa el sexo, ¿pero se puede presumir realmente que los heterosexuales no interpretan que su sexualidad significa que tienen una identidad sexual? Todos los modelos de identidad sexual postulan que la homosexualidad de las personas a quienes atraen las de su mismo sexo es la característica que las define. El corolario inevitable es que, debido a su sexualidad, su vida transcurre de forma sustancialmente distinta de la de los heterosexuales. Un supuesto adicional, aunque tácito, es que los heterosexuales no tienen una identidad sexual (…) No son pocos los estudios que se ocupan de cómo perciben las personas heterosexuales su propia identidad sexual. En efecto, algunos estudiosos se preguntan en qué medida existe algo que se pueda parecer remotamente a lo que se llama “desarrollo de la identidad heterosexual”, algo que se demuestra en el hecho de que prácticamente toda la literatura sobre la orientación sexual se encuentra en obras que se ocupan de temas relativos a lesbianas, gays y bisexuales (LGB).

La heterosexualidad se considera normal. Presumir una postura diferente sobre la heterosexualidad es algo tan raro que carece de auténtico sentido para el desarrollo de teorías de la identidad en torno a la orientación sexual. El hecho de que los heterosexuales desarrollen un sentido de identidad sexual es tan raro, e incluso tan carente de sentido, como el de que los blancos estadounidenses reivindiquen una identidad racial.

 

 

En el libro Desaprender la discriminación en Educación Infantil, se busca de una forma práctica, proporcionar estrategias para ayudar tanto al profesorado como a los niños y niñas a darse cuenta de su estereotipos y de las múltiples situaciones por las que las personas son discriminadas y enseñarles a desaprender esas conductas y rutinas negativas.

En concreto se refieren a la desigualdad y diversidad en los niños de familias homosexuales:

"Es posible que sintamos cierta incomodidad al abordar cuestiones relacionadas con la sexualidad porque, en muchas culturas y religiones, la homosexualidad no se acepta o se considera un pecado. Podemos compartir la preocupación de mucho padres de que tener un libro sobre una familia lesbiana o gay promueva la homosexualidad o que el hecho de que unos niños lleven faldas y jueguen con muñecas les anime a crecer como homosexuales. Es posible que haya que dar oportunidad a los maestros y a los padres para que expresen esas ansiedades y para tranquilizarlos señalando que los niños se benefician de este tipo de juegos y para que comprendan que la promoción de la igualdad de género puede ampliar el desarrollo emocional, social y cognitivo de todos los niños. Algunos educadores se sorprenderán al descubrir que están trabajando con colegas lesbianas y gays o con niños de familias lesbianas o gays que, a causa de las actitudes con respecto a la homosexualidad, pueden estar viviendo con ese “secreto”. Sus padres tienen que saber que combatiremos continuamente los comentarios lesivos y los insultos y estaremos constantemente alerta para que el lenguaje y los materiales que utilicemos no sólo reflejen la familia “ideal” de madre biológica, padre y 2,2 niños. PATRICK y BURKE (1993, pág. 201) citan a Ackroy, madre lesbiana y especialista en educación:

Quiero que los maestros de primaria informen a los niños acerca de las alternativa de la familia nuclear y que integren esto en todo su trabajo que tenga relación con los hogares de origen.Quiero que utilicen las palabras “lesbiana” y “gay” para presentarlos como una identidad personal y política válida (y no como un acto sexual)."

 

El libro Sexualidades e institución escolar, nos anima a cuestionar esos principios de sentido común en torno a la sexualidad a los que se nos enseña a dar por supuestos.

"Es un ejemplo del tipo de trabajo que se puede realizar. Como tal, forma parte de unas estrategias y unos discursos contrahegemónicos emergentes. Como hemos demostrado, ésos son visibles también en la vida cotidiana y , especialmente en la cultura popular. Las distinciones entre homosexual y heterosexual, están entre nuestras diferencias sexuales más sorprendentes. Son fundamentales en los mecanismos de disciplina y exclusión de los discursos dominantes. En la escuela y en otros contextos, se ven rodeados por inhibiciones. Son también cambiantes e inestables en la cultura popular y en el estilo de vida contemporáneo. Por estas razones, las zonas fronterizas entera las sexualidades y las identidades lesbiana y gay y la heterosexual son a la vez singularmente "peligrosas" particularmente generadoras de formas emergentes y nuevas solidaridades. Aunque con escasa frecuencia aún, las escuelas, los prosefores y los alumnos trabajan ya de forma respetuosa y liberadora por difuminar estas fronteras. En las contradicciones que hemos observado en el discurso dominantes, está la base del cambio, confiamos en que este libro contribuya a dicho cambio."

¿Qué ocurrió en la plaza de Tiananmen?

Ayer fue el aniversario de la matanza de Tiananmen,  han pasado 23 años y todavía no se sabe qué pasó en realidad. 
Como afirma Ann Kramer en su libro de Derechos humanos ciertos acontecimientos son tan dramáticos que sobrecogen,  llegar a saber la verdad sobre ellos puede resultar una empresa muy compleja. A continuación reproducimos un texto donde la autora expone cómo ocurrieron los hechos y cuáles fueron las reacciones de los distintos países ante ellos. 

“Durante siete semanas, de abril a junio de 1989, miles o quizá millones de estudiantes y obreros chinos se manifestaron en Pekín (China) y por todo el país. Las razones de la protesta eran muchas, entre lo que pedían estaba la libertad de prensa y el fin de la corrupción gubernamental. Los manifestantes ocuparon la Plaza de Tiananmen y miles comenzaron una huelga de hambre. Como las protestas y las manifestaciones iban en aumento, el Gobierno chino declaró la ley marcial y envió tropas y tanques para vaciar la Plaza y acallar las protestas. El enfrentamiento fue muy violento y hubo muchos muertos tanto civiles como militares.

Tratamiento en los medios de comunicación
Cuando esto ocurrió, gran parte de la prensa mundial se había trasladado a China para cubrir la visita del anterior dirigente soviético, Mikhail Gorbachov. La CNN y otros medios retransmitieron los acontecimientos de la Plaza de Tiananmen y la brutal represión a medida que sucedían. Estas noticias dominaron la prensa durante días.

Diferentes opiniones
Un documento desclasificado del Departamento de Estado Norteamericano y fechado en junio de 1989 decía: “El modo en que el Gobierno de [la República Popular de China] … decide tratar a aquellos de sus ciudadanos involucrados en los recientes acontecimientos es … un asunto interno. La forma en que [EE.UU. y] … los norteamericanos consideran esa actividad es … un asunto interno. Ambos serán determinados por las tradiciones, cultura y valores que son propios de cada país”.
¿Tiene todo el mundo la misma opinión sobre estos temas?

Los reportajes de los medios de comunicación occidentales eran favorables a los manifestantes y describían las protestas como un movimiento “a favor de la democracia”. Estados Unidos, el Reino Unido, y otros Gobiernos occidentales condenaron la forma en que la protesta fue sofocada. Las informaciones lo describieron como una “masacre” o una operación militar “sangrienta”. Hubo un sin fin de documentos gráficos sobre la brutalidad y descripciones de estudiantes heridos en los hospitales. La entonces primera ministra inglesa, Margaret Thatcher, dijo que estaba “horrorizada y consternada por el uso de las armas de fuego”. El anterior presidente norteamericano George Bush manifestó que lamentaba profundamente el
uso de la fuerza.

La prensa china, el Diario del Pueblo, acusó a los estudiantes y manifestantes de conspiración para desestabilizar el régimen. Se les llamaba “agitadores” que intentaban “romper el orden social”. Mientras tanto el Gobierno chino por un lado censuraba y controlaba el tratamiento de los acontecimientos en los medios para que el mundo rural no supiese lo que ocurría. Y por otro, limitaba el acceso a la prensa extranjera y desmentía las informaciones que hablaban de matanza.

¿Quién dice la verdad?”