ciberactivismo


El papel de las ONGs ante la globalización neoliberal

Claramente la campaña Stop Koni 2012 es un buen ejemplo de ciberactivismo. Ésta ha llevado a que un gran número de personas se interesen por conocer la situación en Uganda.
Naomi Miyashita, que forma parte de la Oficina de la representante especial para los niños y los conflictos armados de la ONU nos habla sobre la situación en el país y hace un análisis positivo de este tipo de movilización.

Jurjo Torres en su libro La justicia curricular advierte de la necesidad de que existan ONGs que lleven a cabo iniciativas a favor de la sociedad, más allá de los intereses de las grandes corporaciones y los gobiernos. La iniciativa de la que hablábamos anteriormente, es un ejemplo de esto:
“Cualquier sociedad que genera y precisa de tal número de Organizaciones No Gubernamentales, como acontece en el mundo de hoy, de iniciativas ciudadanas que tratan de resolver los numerosos y graves desastres que ocasionan las economías de mercado, es una buena muestra de las enormes injusticias con las que los gobiernos e instituciones públicas y privadas toman sus decisiones; de cómo las grandes corporaciones y los gobiernos neoliberales y conservadores sufren una ceguera selectiva. A la hora de analizar, planificar, implementar y evaluar las decisiones que se vienen tomando desde estos organismos economicistas en los mercados locales y globales es muy fácil detectar su egoísmo e incapacidad para miradas políticas y sociales de mayor calado; su ceguera para atender al bien general.”
En otro momento, el autor, hace referencia a la importancia del ciberactivismo a la hora de buscar alternativas a la globalización neoliberal:

“A la hora de un análisis de la globalización neoliberal es preciso prestar atención a las reacciones que genera entre los pueblos y colectivos sociales más sensibles a las cuestiones de justicia. Ahí está el ejemplo de dinámicas como el Foro Social Mundial y su búsqueda de alternativas para construir otro mundo más humano y justo; de los grupos organizados a nivel mundial
como ATTAC (Asociación internacional para la Tasación de las Transacciones Financieras para la Ayuda al Ciudadano), que tratan de denunciar la especulación financiera, las políticas de privatización de las instituciones públicas y la dictadura de los mercados, en general; de fenómenos como los del ciberactivismo y el propio movimiento de software libre, en los que se trata de facilitar el acceso a todo el mundo tanto a las tecnologías como al software necesario para las comunicaciones virtuales, con el fin de implicarse más activamente, mediante blogs, wikis, facebook, twitter, …, en la divulgación de noticias y documentos que contribuyan a convertir a la ciudadanía en un conjunto de agentes más activos y reflexivos, social y políticamente. Un buen modelo de este uso del ciberativismo es el que vienen haciendo la mayoría de las organizaciones no gubernamentales comprometidas con la justicia, los Derechos Humanos, la solidaridad y la paz, tales como: Amnistía Internacional, Intermón Oxfam, Greenpeace, Save the Children, SODePAZ , ACSUR Las Segovias,
ADEGA (Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza) 44, Médicos Sin Fronteras (MSF), …”